Mirandome En El Espejo, Recuerdo El Sueño Que Me Trajo Hasta Aqui...

viernes, 12 de febrero de 2016

Anhedonica ..

Hace casi un año que volví de Argentina.. No podría hacer un balance de mi vida allí, porque seriamente, tratando de mirar desde fuera, es la misma vida que llevaba en mi país. Con marcadas diferencias, claro esta.. Pero en resumen, no disfrutar de nada, no tener esperanza, mirar los dìas pasar simplemente, no atreverme a la vida por miedos/prejuicios/moralidades exageradas, encerrada, con una persona que claramente es inferior (si, se que puede sonar de lo peor, pero no puedo calificar de otra manera a alguien que ni siquiera tiene personalidad, y que al copiarme cada uno de mis gestos/actitudes/movimentos/maquillaje/palabras etc etc, solamente logró perturbarme màs).

En fin, extraño la soledad de Buenos Aires.. Aquí en casa me siento increíblemente sola.. sin embargo, la soledad que vivía en Argentina era esperanzadora, porque muy en el fondo CREÌA de que cuando volviera a casa, nunca màs iba a sentirme sola, y que todo sería diferente, y podría vivir con mi familia entre amor y cariño, y comprensión, y aprender por fin, lo que es pertenecer, tener la seguridad de que sea como sea, siempre hay un lugar en el mundo en el que me van a querer.

Y sin embargo, cuando regresé, todo marchaba igual, o peor quizá, porque aunque yo extrañe tanto a mi familia, ellos ya se habían acostumbrado a mi ausencia.  Intentar acoplarme nuevamente a todo aquello que dejé mucho tiempo atrás fue claramente difícil, y aún ahora me cuesta. Pero, ya no tengo 15 años. Tengo 26. Soy una mujer adulta, aparento quizá incluso mas edad, por la falta de sonrisas, por la anhedonia que lleva mi alma desde hace muchos años y que en ninguna parte del mundo va a desaparecer, o sentirse menos.

Mañana voy de vacaciones a Nueva York. Aùn no empecé a empacar, pero no tengo la menor ilusión. Solo tengo ganas de llorar, porque sè que no voy a saber compartir tiempo con mis hermanos. Simplemente, me siento excluida, no me siento bien estando con ellos, y me duele sentir que tampoco les importa mucho.

Me duele tanto saber que me estoy acabando la juventud sin un gramo de alegría, sin una pizca de esperanza o algo que me de ilusión.. No es a propósito, trato de ser positiva, trato de ver las cosas de otra manera pero la realidad me aplasta. Quiero sonreírme a mi misma, y darme una oportunidad, y simplemente no se como se hace. Como se hace para vivir una vida? Dónde se aprende a ser feliz??

No tengo ganas de ir, porque se que no voy a disfrutar, se que voy a tener que ser quien no soy, y callar las cosas que siento para que no piensen peor de mi. Tan mala persona soy que ni mi familia me soporta??? Me siento tan indigna de amor y comprensión, porque si tengo problemas con todos es evidente que la del problema soy yo.

Aleje a las pocas personas que tenía conmigo, una de mis mejores amigas, la perdí, la saquè de mi vida porque no me siento capaz de seguirle el paso a las chicas de mi edad, me aíslo, me dejo, porque prefiero estar completamente sola, antes que soportar falsos cariños. Creo que con sentir que mi familia me tiene que soportar es suficiente, como para construir mas castillos sobre arena.

Ya no estoy aguantando mas. Mis problemas alimenticios están ahí, adelgazar sigue siendo lo que mas ocupa mi cabeza, y sin embargo, trato de no vomitar, de no restringirme demasiado, de no dañarme mas. Trato de disimular que no me importa, pero los trastornos todos juntos no se iran solos.. Se que mi alma està enferma, y no quiero que muera mi alma.

Quiero tener esperanza... Miro mi vida hacia atrás y todos los años es la misma falsedad de vida. Como se puede fingir una vida??? No lo sé, y sin embargo, lo hago...

domingo, 20 de septiembre de 2015

Similitudes

Comparto un fragmento de un relato que me trajo recuerdos.. No tan exactos en su forma, pero similares en el fondo. Similares en la vergüenza, el rechazo al cuerpo y el sentirse juzgado por el juez mas cruel, uno mismo..
 
"Sentí un pequeño dolor cuando empujó para entrar, lo demás fue, inolvidable ... La vergüenza y el fracaso son inolvidables. No fracasó él, que hizo todo lo que pudo. Pero yo, YO, no hice todo lo que podría haber hecho. Mi gordura y mi aspecto me lo impidieron, me obligaron a pasar esa noche amargada y llorando. Deseaba que nunca me hubiera besado porque sabía que eso le iba a pedir ir más allá, y yo no podía más (estaba en el borde, a punto de caer). NO teniendo ese cuerpo horrible que no me permitió concentrarme y disfrutar de mi debut sexual."
 
F.I.L.O.S. ..

martes, 18 de agosto de 2015

Inestabilidades


Es increíble que los sentimientos tengan el poder de arruinar momentáneamente mi vida.. Y sin embargo, supongo, que esos mismos sentimientos (usados correctamente) podrían  salvarme, y devolverme las ganas de vivir..
 
Me asusta la vulnerabilidad que tiene mi mente, mis sentimientos y pensamientos... Tener una idea o un proyecto o un deseo, primero concebirlo "normalmente", imaginarlo, desearlo tanto, y luego parirlo, pensarlo mas, y mas y mas y mas, y visualizarlo, y vivirlo y luego mirar como se torna turbio, parece agonizante y muere, cómo se desvanece, como todo lo bueno resultó ser increíblemente maligno y cómo yo misma paso de sentirme bien, con esperanza, con algo de "normalidad" a sentirme abrumadoramente confundida. En tan solo cuestión de minutos/horas.. Sentir mi corazón agitarse con la sola idea de que todo va  bien y automáticamente cambia la dirección de mi vida y todo va mal, es que no creo que eso pueda ser normal, mas porque eso esta condicionando mi vida últimamente.
 
 Si hablo de algún trabajo, o cambiar de carrera, o de algún novio, o de mi tan ansiado cuerpo "perfecto", cualquiera que sea el deseo o la idea terminan en el mismo lugar, en una montaña rusa de emociones que por segundos me tienen en la plenitud de la realización, de sentirme ganadora! De pensar por minutitos que puedo, que voy a ser una gran empresaria, que voy a poder cambiar de carrera soportando el que dirán de las personas, y que voy a tener un físico increíblemente perfecto como aquel que he soñado desde hace mas de diez años, y que incluso quizá pueda casarme con alguien y vivir una vida menos triste y menos solitaria, y sin embargo, luego me ahogan las dudas, me presiona la tristeza, el no puedo que pretendo sea inexistente aparece con toda su fuerza y me muestra que soy una criatura increíblemente pequeña luchando contra una vida de todo, contra algo mas grande que yo y que ante cualquier situación me aplastará.
 
 Como puede ser que en cinco minutos me sienta bien, tranquila, sienta que mis demonios mentales se fueron, no están mas y me sienta con ganas de sumergirme en alguna habitual ocupación, sea la que fuere, y mirar afuera para contemplar la caída del sol, y escuchar mi canción favorita, mientras bebo un café y mientras disfruto mi soledad, y sin embargo, un clic por inercia en mi cerebro no me deja pensar mas en lo bueno y me sumerge en el lado oscuro de todo, el peso de la aparente realidad me hunde en la mediocridad y en la tristeza, y entonces mi canción favorita me trae recuerdos y sentimientos de la época mas triste de mi vida, y entonces vuelvo a mirar por la ventana y ya todo esta oscuro, y la gente se ha ido, y entonces la soledad de la que disfrutaba empieza a clavar sus garras en mi alma, y entonces mi café se ha enfriado completamente...
  
Y entonces, la usual poca energía de mi alma se va  yendo.. me abandona y siento que voy quedando como un ser  al que  sus esperanzas  le han dejado y la vida le ha quedado demasiado grande.. Entonces tengo miedos y prefiero recostarme, y pensar y dormir..

domingo, 21 de junio de 2015

Es hora de pedirme perdón..

Perdón a mi cuerpo. A mi alma. A mi mente. A todo mi ser. Por tantas cosas que me he hecho aún hasta el día de hoy..
 
Se que tengo que perdonar a mi familia, a mis amigos, a toda la gente que de una u otra manera, con o sin intención me dañó. Ellos no sabían de mi fragilidad de cristal o de mi casi inexistente estabilidad mental, de mi poca autoestima o de mi angustiante inseguridad.
 
Pero hoy, en esta madrugada necesito empezar por mi.
 
Gastritis, ulceras, dientes rotos, falta de calcio, tristeza absoluta, sentimientos de culpabilidad, posible fiebre reumática, posible neumonía, poca fe en mi futuro. No saber lo que quiero, Malas decisiones, pastillas y mas pastillas. Consultas médicas.
 
Vergüenza y mas vergüenza de mi cuerpo. Sentir mi alma triste, sentir que desperdicié mi vida, mi juventud, mi salud, mis ganas de vivir se me quedaron por ahí, mi vida social es literalmente nula. Y ahora, exactamente ahora, siento que mi vida está en pausa. Se que el tiempo va muy rápido, pero también se que ya no aguanto mas.
 
Quiero darme cuenta, y entender que no es mi culpa ser tan tímida y desconfiada de la gente, pues solamente yo se lo que pase en mi infancia, la falta que me hizo mi padre y lo dependiente que fui de mama.
 
Necesito por fin sentirme libre de la culpa enorme que me apesadumbra siempre que no logro complacer a mi familia, porque me he roto la vida en ello aunque muy lejos he estado de hacerlo, asi como ellos de darse cuenta.
 
Quiero ir apagando poco a poco la frialdad tan grande que tengo debido a la soledad en la que he vivido todos estos años, y quiero también quitarme las máscaras conmigo misma y aprender a decir que no cuando no quiero, y aprender a sonreir de verdad, sin fingir. Poder salir a la calle sin sentir tanta vergüenza de mi misma, ni acomplejarme de la manera en que lo hago.
 
Mi cuerpo me está doliendo mucho. Voy tres semanas en cama y cada tanto recuerdo las cosas que le he hecho y pienso y pienso, y luego abro el cajón de junto y miro pastillas adelgazantes, y liquidos para entrenar, y edulcorantes y mas pastillas, y luego escucho en la radio alguna canción y me transporta al tiempo en que comia solo por vomitar y volvia a comer para volver a vomitar con la finalidad de no pensar en mi vida.
 
Y luego miro fotos y veo que desde hace casi 5 años las únicas fotos que tengo mias son de cara. Y siempre seria, evitando sonreir para no verme los cachetes, aunque parezca siempre triste y enojada, al menos no me sentía gorda.
 
Gorda. Quizá sea la palabra que mas veces ha pasado por mi cabeza en toda mi vida. No sé si algún dia pueda ser otra palabra, amor quizá? hijo? felicidad? ... Es lo que mas desea mi alma, pero tristemente por ahora sigue siendo esa maldita palabra la que me consume y se antepone a cada cosa que quiero hacer, pensar o sentir.
 
Esa puta palabra que no me deja probarme ropa nueva, o siquiera las ganas de salir a mirarla. Gorda. Lo único que suena en mi mente cuando un hombre intenta acercarse, o cuando tengo que tratar con gente.
 
Podría describirme muchísimo mas pero no quiero abrir viejas heridas, porque se que sangrarían quizá mas que el dia en que fueron provocadas.
 
Ahora simplemente quiero perdonarme. Quiero no sé de que manera sanar mi alma y mi mente y mirar si así va sanando mi cuerpo de a poquito. Tengo miedo, mucho miedo a tener cáncer al estómago por los vómitos, laxantes, pastillas, líquidos, preparados, batidos, atracones y más vomitos que me he provocado.
 
Quizá sea el momento de buscar mi segunda oportunidad en la vida. De empezar a quererme asi como estoy o me siento, gorda y fea, e irlo cambiando pero de otra manera. Sanando mi alma primero.
 
Luchar contra uno mismo cuando se ha venido dañando tanto, tratar de matar esa maldita palabra que me golpea siempre que intento levantarme, que me atrapa si quiero salir del círculo nefasto en el que "vivo".
 
Se acabó eso para mi. No quiero más trastornos ni autoflagelaciones de ningún tipo. Ni obsesiones, ni abusos de pastillas ni palabras que me lastimen a mi misma. No quiero más infelicidad, ni tristeza, ni baja autoestima, ni sentimientos de inutilidad. No quiero sentirme menos que un gusano en todo lado, ni mucho menos quiero volver a dañarme mentalmente, físicamente y psicológicamente.
 
No digo que me acepto como estoy ahora, pero tomo el reto de tomar mi existencia en mis manos y responsabilizarme por convertirla en una vida. Al final de todo, no hay mal que dure tanto, ni cuerpo que lo resista..

lunes, 9 de febrero de 2015

Pequeñas Eternas Obsesiones

Recordando desde Buenos Aires. Miro al pasado cuando a los 16 años empeze a tomar medicamentos para adelgazar. Lo recuerdo con nostalgia, con miedo, con bronca porque se que es un gran error, pero dicen por ahi, que no cuenta como error si te hace feliz.. Me hace feliz drogarme para sentirme bonita, delgada y poderosa?? No, feliz no, pero me da "paz"..

Salir con dinero y encontrar pastillas, y liquidos, y vinagres y bebidas y suplementos, y plantas extrañas, y mas pastillas, me calma mentalmente. Me angustia saber que gasto demasiado dinero en cosas asi, en endulzantes, y te verde, y capsulas blandas, y aún peor, me duele saber que cada dia tomo y tomo y tomo, aunque me sienta mierda, o me sienta bien, tomo alguna cosa que me hace sentir que lucho incansablemente por algo.. 

Pastillas magicas??? Si, pero no de la magia que hace adelgazar comiendo como cerda y sin mover un dedo. Son mágicas para mi porque me ayudan a quererme un poquito, a imaginar que pronto voy a ser mas y mas bonita, quiza como la bruja del cuento de Blancanieves, que queria ser la mas linda y la mas linda, y la mas linda, en mi caso, ser la mas flaca, pero solo para mi. Para quererme, para sentirme segura, y dejar los miedos atras. Sobretodo, ese sentimiento de inferioridad infinita cuando voy por las calles de Buenos Aires o Brasil, siempre vestida de negro, con la cara larga y mirando al piso, para no levantar y encontrarme con aquellas mujeres hermosas, modelos, seguras, con problemas igual, pero que almenos han aprendido a disimular su tristeza y esconderla en una apariencia envidiable.

Lo unico que quiero es tener un hijo!. Si, en eso se resume mi expectativa de vida por ahora. Vivir para alguien mas, asi dejo de malgastar la vida en mi misma. Pero no tengo novio, y no podria hasta no sentirme segura, asi que estoy otra vez como el pez que se muerde la cola. 

Por ahora le suplico a dios desde mi corazon que me ayude, a cualquier cosa.. A sobrevivir esta vida que escogi, a dejar las pastillas, a imaginarme almenos una vida normal, cosa que no creo tener, porque lamentablemente me doy cuenta que tengo problemas de niña (a mi edad!!), que me sigue afectando indescriptiblemente las opiniones de los demás. Siento que mis padres en cierto sentido me manipulan para que viva una vida que no quiero, y saben que me duele en el alma sus actitudes. Mi madre es una sufridora compulsiva, que no se da cuenta cuanto nos lastima a sus hijos con su actitud, y mi padre tiene la dejadez de la vida, esa que hace que se deje morir lentamente si sus hijos no vivimos como el quisiera. 

No me imagino siquiera cuando regrese a mi pais. Faltan dos meses y yo estoy obnubilada en las calles de Buenos Aires. Vagando de aqui para alla, sin saber bien que sera de mi vida. Si regreso a mi pais y tengo que volver a enfrentarme a esa rutina matadora. A la gente que no soporto, a los problemas que me superaron alguna vez.

Si regreso quizá no tenga mas escapatoria. Y sin embargo, solo tengo un par de meses mas....

domingo, 30 de noviembre de 2014

Otro mes..

Sigo en Buenos Aires... Renuncie a mi empleo hace unos dias porque no aguantaba mas. Dejar una oficina y un horario para pasar a trabajar sirviendo mesas y atendiendo personas es un shock emocional. No tener tiempo de dormir, y vivir cansada se reflejaba en todo mi ser.

Me siento fea. Cansada, amargada y sola.. Supongo que la soledad deviene deriva de lo anterior. Pero si vine a otro pais a hacer estas cosas es tambien porque me sentia sola.

No soporto mi cuerpo, no cambia para bien. Voy envejeciendo de a poco y mientras mis amigas van teniendo hijos, y trabajos y casas y parejas, y van creciendo personalmente, o profesionalmente yo voy para atras, como el mejor cangrejo, siempre para atras, y mas y mas y mas, tanto que siempre me encuentro en el mismo lugar, en el mismo punto de partida que no me deja seguir, que me tiene atrapada de alguna manera en la nada misma.

Sigo extrañando a aquel novio que deje en mi pais, fue el unico que se fijo en mi aun estando como estaba. El tiene ya otra persona. Y es inevitable el compararme con ella, imaginarla. Sera mas bonita? Muy flaca? Siempre alegre y con actitud positiva a la vida? Si, así como esas chicas que son "felices y perfectas" , que nacieron bonitas, y con dinero y en familias que les dan estabilidad, que no se separan ni sufren ni se extrañan, y por lo tanto siempre ven lo bueno de la vida, o simplemente encontraron la forma de ser felices, De esas mujeres que atrapan por su personalidad y fisico. Supongo que su nueva novia será asi.  A veces dudo que le gustara realmente porque me siento horriblemente fea y gorda y amargada, y aunque trato de disimularlo con ropa y maquillaje y sonrisas falsas, la soledad del alma y su tristeza se reflejan en la mirada. No se puede pretender ser feliz todo el tiempo o estar bien porque eso agota hasta la menor energia que pudiera existir en mi vida. Las pocas veces que salimos (fueron solo 3 porque fue una semana antes de viajar),  intento acostarse conmigo. Y yo sentia que era demasiado rapido para ser un sentimiento real, me siguio escribiendo alguna que otra vez y ahora practicamente me dejo de hablar. Asi que pues, no puedo evitar el pensar lo obvio. No me queria, para algo serio, solo queria acostarse conmigo. En fin, uno no sabe lo que duele hasta que le pasa, pero lo bueno es que he aprendido mi leccion.

Se termina el año y no se que voy a hacer, no se si volver a casa porque no quiero seguir como estaba. No quiero ir a un psicologo aqui porque tengo miedo a lo que pudiera descubrir de mi. Tengo miedo a mirar en el espejo a una persona que no conozco, tengo miedo de saber quien soy, y ya con 25 años a cuestas no me parece logico ni racional.

Soy consciente de que yo alejo a las personas "que me quieren" y a las que no también. Que cuando conozco a alguien tengo miedo de desarrollar un cariño y me reservo porque siento que no soy digna de que me quieran, por gorda quiza, por mala, por sentirme inferior, bah, es dificil de explicar cuando suena ilogico morirse de soledad y alejar a las pocas personas que se acercan.

Por que soy tan seria? Tan fría? Tan triste y llevo tanta amargura??

Vivir sola deja tanto para pensar, para sentir, para descubrir, y sin embargo aunque extraño a mi familia siento que estoy en el medio, entre el cielo y el infierno, entre ser y no ser. Tener tanto poder de decidir cuando nunca en mi vida pude tomar una puta decision asusta. Imagino que por eso mis fracasos dia tras dia. Sera que tengo cura? Será que de plano soy tan mala persona y estoy tan poco cuerda?

Cosas que se piensan cuando pierdes a alguien mas, supongo...



jueves, 3 de julio de 2014

Desde Buenos Aires

Lo hice, desde hace casi dos meses y medio me fui de mi pais hacia Buenos Aires, Argentina.. Sali de casa con la mente llena de perturbaciones de todo tipo, una maleta, algo de dinero, mentiras y soledad..

Mentiras porque no fui capaz de decir que necesitaba alejarme un minuto, respirar diferente y pensar mi vida, dejar de lado dolores del alma reflejados en mi cuerpo, asi que todos pensarán que estoy estudiando alguna maestria o un curso de algo, y sin embargo, lo único que he hecho ha sido deprimirme aun mas, odiar como nunca el hecho de haberme venido a vivir con una persona que apenas soporto, y que tengo que aguantar por compartir los gastos.. Sentir que tengo que quedarme en este pais por no regresar sin haber hecho algo de mi vida, (algo como adelgazar, ser una buena persona, quererme y quizá algun estudio de cuarto nivel)

Gente diferente, paises, habla y costumbres tan distintos a los mios, y sin embargo, no es eso lo que me afecta... Lo que me carcome la mente es sentir que no tengo mañana, que cualquier momento me tendré que regresar a mi pais y que lo unico que hago es compararme con las mujeres increiblemente hermosas y delgadas que viven aqui, que parecen cortadas de revistas y llenas de energia y ganas de salir a vivir la vida... Yo me siento como un mounstruo que las mira desde lejos, ansiando que se me pegue su belleza, su naturalidad, su espontaneidad y su aparente felicidad, y sin embargo, me siento frustada por sentir que nunca sucederá, que seré siempre lo que soy.. Triste porque quiza olvide aquello que el dolor viaja con la persona, no se puede dejar la vida, y empezar una nueva (Así lo creí ingenuamente alguna vez)... Puedes dejar a tu familia, tu trabajo, tus amigos, y enemigos, y sin embargo, la tristeza y las pocas ganas de vivir vinieron en la maleta, escondidas...

Asi estoy ahora, sola, sin dinero, con depresión, no por lo vivido, sino porque no encuentro un futuro prometedor, no veo esperanza a mis mañanas, ahora es la rutina de sobrevivir fuera de mi patria, hasta que decida regresar o quizá hasta que suceda algun milagro que me devuelva las ganas de vivir, las que no vinieron conmigo, las que se quedaron en algún lugar alguna vez...